ALGUNAS ECOIDEAS SENCILLITAS

Hacer algo por el medio ambiente no siempre es complicado. Aquí algunas ideas para reducir el consumo de agua y/o de energía, que no cuestan tanto esfuerzo y, además, muchas de ellas ayudan a ahorrar.


LUCES

– Encender las luces sólo en aquellas habitaciones en las que estamos y apagar cuando salimos

– Apagar la televisión cuando nadie la está viendo

– Sustituir bombillas convencionales por las de bajo consumo y/o LEDs. Además de consumir menos energía tienen una vida más larga

– Limpiar a menudo el polvo de las bombillar, aumenta su eficiencia

ELECTRODOMÉSTICOS

– No dejar los electrodomésticos en stand by. Usar una regleta con interruptor.

– Minimizar el uso de calefacción y aire acondicionado y siempre a una temperatura moderada. Cerrar las puertas y ventanas de las habitaciones que no se usen

– Eliminar los restos de los platos sucios con papel antes de ponerlos en lavavajillas

– Utilizar pilas recargables

– Cocinar con energía solar

– Dar prioridad al ventilador frente al aire acondicionado. Refresca menos pero también consume menos

TRANSPORTE

– Utilizar el transporte público y la bicicleta preferentemente al transporte privado. Si se usa éste último, que el vehículo vaya ocupado por el mayor número posible de pasajeros.

LAVADO

– Poner la lavadora con agua fría siempre que sea posible. Cargarla al máximo y usar ciclo corto de lavado.

– Usar la secadora sólo cuando sea indispensable. Secar al sol ayuda, además, a blanquear.

AGUA

– Recoger el agua fría que sale antes de la caliente y usarla para el inodoro, regar plantas, fregar suelos, etc

– Mantener las instalaciones del agua (tuberías, grifos) en buenas condiciones para evitar fugas

– Lavarse los dientes, los platos, etc. con el grifo cerrado mientras nos enjabonamos.

– Instalar reductor de caudal o aireador para reducir el agua que sale del grifo.

– Reutilizar el agua no muy sucia (por ejemplo de bañar al bebe)

– Regar las plantas con el agua de cocer la verdura o los huevos, o el agua de la pecera

– Meter un recipiente en la bañera para recoger el agua que cae mientras nos duchamos

– Usar agua sucia para el wc

– No ducharse en exceso, especialmente los bebes. Si es posible, sin jabón

– Poner botellas en la cisterna

– Lavar el coche sólo cuando sea necesario y, preferentemente, a mano con un cubo y jabón

COCINANDO

– Cocinar una mayor cantidad de comida para combinar posteriormente

– No descongelar la comida con el microondas o bajo el chorro de agua (caliente), es suficiente con sacarla con antelación

Muchas de ellas yo las llevo a cabo, escribiré con más detalle en próximas entradas.

Anuncios

LA TELEVISIÓN PARA APRENDER IDIOMAS EXTRANJEROS.

Los niños aprenden mayoritariamente involucrándose en conversaciones con sus padres, amigos, hermanos o personas cercanas. Sí, obviamente, también aprenden las palabras que escuchan en la tele. Pero la mayor diferencia es que la tele no habla de las cosas que interesan a los niños, mientras que sí lo hacen las personas con las que está en contacto. Principalmente porque la tele no interacciona ni se adapta ni responde a las iniciativas infantiles (por ejemplo, no responde a sus preguntas). La programación continúa tanto si se ha entendido como si no lo que se ha dicho.

Por tanto, lo que se puede aprender de la televisión es, sobre todo, vocabulario. Y más aún si es un programa dirigido a público infantil, ya que se pone a su nivel lingüistico. La clave para tener un vocabulario rico está en la conversación. Una gran limitación para los padres que piensan que poniendo videos en otro idioma su hijo lo aprenderá. Con ello tampoco quiero decir que hacerlo sea perjudicial, sino que, simplemente, no es lo mismo.

Siguiente Entradas recientes