LA EDUCACIÓN ALTERNATIVA IX. ALEXANDER S. NEILL. (1883-1973)

Alexander S. Neill fundó la famosa escuela Summerhill en 1924 en Inglaterra, sustituyendo la pedagogía directiva centrada en la institución por una pedagogía no directiva centrada en los intereses personales. El objetivo no es la instrucción sino el crecimiento de personas equilibradas y felices. La escuela sigue activa en la actualidad.

Los niños tienden espontáneamente a formas positivas de comportamiento. Para Neill, los comportamientos negativos son deformaciones de mentalidades adultas equivocadas, debido a que interaccionan con los niños a través de consejos, castigos, prohibiciones morales, provocando impotencia, insuficiencia y dependencia en ellos. “No hay niños difíciles sino padres y profesores difíciles”. El camino a seguir es la libertad, espontaneidad y autorregulación.

Para Neill el error de la pedagogía tradicional es pensar que el niño debe ser instruido y educado mediante la transmisión de la cultura y las convicciones morales. Con ello se provoca un conflicto entre naturaleza y cultura que distruye el potencial creativo. El niño debe vivir su propia vida, no la de sus ansiosos padres. El principio educativo fundamental es el del respeto absoluto a los intereses personales.

El objetivo final es que los niños sean equilibrados y felices, lo cual se logra mediante amor y libertad. Por libertad se entiende hacer lo que uno quiere sin coartar la libertad de los demás. El resultado es la autodisciplina, todos en la escuela tienen los mismos derechos. Libertad no implica falta de sentido común, puesto que se toman las medidas necesarias para la seguridad de los alumnos. El respeto debe, además, ser recíproco: igual que un profesor no tiene derecho a usar la fuerza contra los estudiantes, esos no pueden usarla contra él. Opina, que, para que el niño crezca de un modo completamente independiente debe cortar el lazo primario con sus padres (de hecho, Summerhill es un internado).

En la escuela, hay tres grupos en función de la edad: de 5-7, de 8-11 y de 12-16 años. El alojamiento se organiza en función de estos grupos y cada uno cuenta con un ayudante. Las habitaciones no son inspeccionadas ni vigiladas.

Quizá el aspecto más sorprendente de Summerhill es que las lecciones son facultativas. El horario es sólo para los docentes. Algunos niños huyen de las clases durante un período de tiempo, dedicándose a jugar por completo hasta que recuperan las ganas de aprender y comienzan a asistir voluntariamente.

Se han creado algunas instituciones de carácter democrático, como la asamblea, en la que todos tienen derecho a voto y se toman decisiones acerca de la vida escolar. Cada sesión es presidida por una persona distinta, que cuida de hacer posible que todos se puedan expresar sin ser molestados.

Aparte del juego, que es la actividad más importante de la escuela, otra de gran peso es el teatro, al que se dedica el domingo, representando sólo comedias escritas en el colegio. Su importancia radica en que se piensa que proporciona dominio de sí mismo, aparte de favorecer la improvisación.

Los niños que no son libres, condicionados, se convierten en seres dóciles, convencionales y correctos, aceptan lo que se les enseña sin hacer más preguntas. Según Neill, nuestra sociedad está enferma y es infeliz. No permite vivir vidas completas, se enseña a decir que sí a todo lo que es contrario a la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: