DERECHOS NATURALES DE LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS.

Últimamente me encuentro con Gianfranco Zavalloni por todas partes. Aquí están sus derechos naturales de los niños.

 

Derecho al ocio. A vivir momentos no programados por los adultos.

Derecho a ensuciarse. A jugar con arena, tierra, hierba, hojas, agua, ramas y piedras.

Derecho a los olores. A percibir el olor y a reconocer los perfumes de la naturaleza.

Derecho al diálogo. A escuchar y a tomar la palabra, a dialogar.

Derecho a usar las manos. A clavar clavos, a serrar, a pegar, a modelar la arcilla, a atar cuerdas, a enceder un fuego.

Derecho a un buen comienzo. A comer comida sana desde el nacimiento, a beber agua limpia y a respirar aire puro.

Derecho a la calle. A jugar libremente en las plazas, a andar por la calle.

Derecho a lo salvaje. A construir un refugio en el que jugar en el bosque, a tener cañaverales en los que esconderse, árboles a los que trepar.

Derecho al silencio. A oir el viento que sopla, el canto de los pájaros, el gorjeo del agua.

Derecho a los matices. A ver salir y ponerse el sol, a ver de noche la luna y las estrellas.


ESCUELAS DEMOCRÁTICAS. Responsables de sus propias vidas educativas.

Las escuelas democráticas son una opción más entre las consideradas escuelas “alternativas”. Se podría decir que las escuelas alternativas son llamadas así porque son una opción que es minoritaria frente a la prevalente.

La principal característica de las escuelas democráticas es que la participación en ellas de los alumnos y del personal es libre e igualitaria. Esto se aplica mediante la toma de decisiones conjuntas por parte de todos los participantes en lo relativo a la organización cotidiana y el aprendizaje.

El conocido escritor Tolstoi fue el pionero en la apertura de una escuela de este tipo en su Rusia natal a finales del siglo XIX. Pero la que sin duda mayor notoriedad ha alcanzado es Summerhill, fundada por Alexander S.Neill, en Inglaterra. En la actualidad hay más escuelas democráticas en el mundo, aunque siguen siendo una rareza.

Los aspectos más significativos de estas escuelas son los relativos a:

Currículum:

No se sigue un currículum obligatorio prefijado, sino que se enfatiza en el aprendizaje como fruto de la actividad voluntaria y el mero interés del estudiante por realizarla. Se estimula mucho el intercambio de ideas, la conversación, entre los alumnos, ya que interactuar con otras personas es básico para encontrar los propios intereses. A menudo los estudiantes de mayor edad son “tutores” de los más jóvenes. En definitiva, el alumno es quien decide qué, cuándo, cómo y con quién aprende.

Cada uno es responsable de su propia educación, y deben tomar decisiones constantemente. Hay quien lo considera una forma de “unschooling”.

Calificaciones:

Dada la ausencia de currículum oficial, es difícil poder establecer una clasificación de estudiantes en función de sus logros. Por ello, las calificaciones no existen. Los exámenes que se llevan a cabo son los que el estado exija y los que las universidades requieran para ingresar en ellas

El juego:

No hay ningún tipo de restricción a jugar. Los estudiantes pueden hacerlo tanto cuanto quieran, y sin que nadie dirija el mismo. Los juegos electrónicos están también aceptados. Gran parte del tiempo suele pasarse al aire libre. La mayor parte de los críticos a este tipo de colegios centran sus dardos en la consideración (ampliamente aceptada) de que jugar es perder el tiempo, a no ser que se trate de juegos educativos.

Castigos:

Contrariamente a lo que muchos podrían esperar, sí que existen los castigos o sanciones. Generalmente, se crea la figura del mediador, que intenta que cuando surge un conflicto, escuchando a las dos partes, éstas lleguen a una solución. Pero no siempre es posible. Si la asamblea o el tribunal que se crea para dirimir estos problemas concluye que alguien ha actuado de manera incorrecta, le puede imponer (o no) un castigo.

Más información.

“European Democratic Education Conference 2008”, es el sitio web de la primera conferencia sobre educación democrática. En lengua inglesa y alemana, con algunas partes en otros idiomas.

International Democratic Education Network”, es la página en la que se puede encontrar información con algunas experiencias reales.

“IDE”, es el instituto para la educación democrática. Trata sobre algunas experiencias reales en Israel y recoge material de todo el mundo.

Otros aspectos.

Hace poco visité una escuela que se intenta basar en estos principios. Ellos mismos comienzan reconociendo que están lejos de lograrlo, que encuentran muchas limitaciones. Empezando por los propios profesores, que no proceden de entornos democráticos, que no lo han mamado desde el principio y cuesta mucho cambiar la forma de pensar y de actuar. Es difícil que, de vez en cuando, no salga la vena autoritaria, aún sin ser conscientes de ello. Pero las dificultades vienen también de los estudiantes y de sus familias. Cuando los niños no están habituados a un tratamiento igualitario, democrático, es difícil que lo acepten en el ambiente escolar. Los profesores contaban, por ejemplo, que algunos niños, al tener una libertad que antes no han saboreado, hacen un mal uso de la misma, creando situaciones de difícil gestión. Su conclusión es que los cambios que esta escuela puede introducir son limitados. Que llegar a una escuela democrática auténtica les llevará tiempo, quizá varias generaciones.

Una educadora, que está intentando abrir un centro de este tipo, comentaba que los padres se preguntan justamente si sus hijos pueden convertirse en “raros” o “inadaptados” por recibir este tipo de educación. Para ella, la respuesta es claramente “sí, puede suceder”. Pero al fin y al cabo, lo que se está intentando es educar a estos niños para crear otro tipo de sociedad, con lo que puede pasar que no se lleguen a sentir perfectamente integrados en la existente. Y ella añadía “¿y qué? ¿qué es lo que queremos?”.

LA SOCIALIZACIÓN INFANTIL.

Las dificultades de aprendizaje de un niño infeliz dependen del hecho de que la tensión emotiva interfiere con su capacidad para elaborar la información de modo sistemático. La inseguridad impide salir del ambiente familiar para explorar el mundo que le rodea; una de las tareas primarias del niño consiste, por tanto, en encontrar un punto de partida emotivo, una base segura desde la que desarrollar su emocionalidad.

En general, los niños son sociables, se siente atraídos por los demás y desean interaccionar con ellos. Algunas de estas relaciones son privilegiadas, es decir, se tienden a formar lazos específicos con algunas personas. Por ejemplo, con el cuidador principal. Los lazos específicos dan seguridad al niño para explorar su entorno.

Visiones tradicionales de la infancia.
Un ejemplo extremo siempre se ha considerado el de Esparta, en el que los niños eran separados a la edad de 7 años de sus familias y se educaban para ser guerreros. A este punto me pregunto si la sociedad actual con sus guarderías para bebés de pocos meses se considera más civilizada.

Los métodos de crianza estaban y están vinculados al modelo de edad adulta vigente en una cultura. De esta manera, se intenta preparar al niño para la que será su vida en el futuro, dándole las herramientas para integrarse en su sociedad y que sea un miembro útil a la misma. Las expectativas de los adultos, en el pasado, era que los niños asumieran numerosas responsabilidades, ayudando en el trabajo y en las labores domésticas.

En los siglos XVI y XVII se modificó la visión de la infancia. Según una escuela de pensamiento, eran egoístas y dominados por instintos fundamentales, que la sociedad debería controlar. Por aquel entonces, como resultado de las expectativas antes citadas, raramente recibían instrucción formal y si esto sucedía, era en el tiempo libre. Por ejemplo, los niños acudían al colegio en el invierno, cuando no tenían que llevar a pastar a ovejas o vacas. Y si había nevado mucho ni siquiera asistían a clase. A cambio tampoco recibían formación en casa.

En el siglo XX, en la época de la II Guerra Mundial, muchos psicólogos publicaron investigaciones sobre los efectos de la separación precoz de los niños y los padres. Se llegó a conclusiones como que podía provocar depresión grave, desarrollo intelectual deficitario, psicopatía por falta de afecto y favorecimiento de la delincuencia. Sobre la psicopatía por falta de afecto destaca Bowlby, a quien se deben las teorías más influyentes sobre la privación emotiva: hipótesis de la privación de cuidado materno y teoría del apego.

Sociabilidad.
Se puede definir como la tendencia a buscar la compañía y la amistad de los otros. Depende de la naturaleza del niño y de la cultura en la que vive inmerso.
El niño que consigue estimular el interés y el afecto de los adultos aumenta sus posibilidades de supervivencia, ya que el adulto se ve empujado o motivado para permanecer a su lado y satisfacer sus necesidades básicas. Además, induciendo a los adultos a interaccionar con él, maximiza sus opciones de aprendizaje. Esta es una teoría evolucionista, puesto que da una explicación fundada en la adaptación y la supervivencia.

Bibliografía: ““Early socialisation: Sociability and Attachment”. Cara Flanagan.

EL PROCESO DE APEGO.

En los últimos tiempos se habla mucho de la crianza con apego, pero ¿qué es exactamente el apego? En 1964 Schaffer&Emerson hicieron algunos experimentos (experimento Strange Situation, repetido en 1974 por Ainsworth)  para intentar medirlo. Y lo definieron como la tendencia de los miembros más jóvenes de una especie a buscar la cercanía de otros miembros de su especie.

Maccoby, en 1980, amplía fijando cuatro características del apego:

  • Búsqueda de cercanía del cuidador principal.
  • Angustia de separación.
  • Placer en el reencuentro.
  • Orientación general del comportamiento hacia el cuidador principal.

Otro aspecto crucial del apego es que es un proceso de fusión interactiva, ya que se requieren dos personas para que sea posible.

TIPOS DE APEGO.

Apego seguro:

La búsqueda de cercanía por parte del niño presenta una intensidad moderada. La ausencia de la madre desagrada al niño pero celebra su vuelta y el reencuentro de forma positiva y se tranquiliza rápidamente. Se considera el apego óptimo.

Apego inseguro evasivo :

El niño reacciona con aparente indiferencia a la ausencia de la madre y no demuestra angustia por la presencia de un extraño. En el momento de reencontrarse con la madre, evita el contacto con ella. Esta última tiende a mostrarse insensible y a ignorar al niño mientras realiza otras actividades.

Apego inseguro ambiguo resistente:

El niño reacciona con evidente tensión a la ausencia de la madre y no se deja consolar fácilmente al volver ésta. Parece buscar y rechazar simultáneamente el consuelo. El comportamiento de la madre es también incoherente: en algunos momentos se enfada y rechaza al niño, en otros es cálida y dispuesta a satisfacer sus demandas. El comportamiento explorador está limitado por la dificultad de separarse de la madre.

Apego inseguro desorganizado:

El niño no parece reaccionar a la separación y el reencuentro con un comportamiento definido, es aparentemente desorganizado. Es frecuente entre niños que han sufrido violencia y madres con problemas de depresión.


LA IMPORTANCIA DEL APEGO SEGURO.

A corto plazo favorece el mantenimiento de cercanía con el cuidador, aumentando la seguridad, nutrición y cuidados generales. La relación también resulta placentera para el cuidador, reforzándola, mientras que cuando no lo es, el cuidador puede desear evitar la compañía del niño y que éste busque los cuidados en otra figura, en un ciclo de refuerzo negativo.

A largo plazo:

  • Desarrollo emocional y relaciones: el concepto de Bowlby de modelo operativo interno afirma que las relaciones de apego determinan la formación de un modelo para las relaciones sucesivas. Consistiría en un conjunto de normas que regulan el comportamiento con los otros.


  • Paternidad: gracias al apego temprano el individuo logra formar buenas relaciones con los hijos y, a la vez, a ofrecerles modelos de comportamiento con los que se puedan identificar.


  • Desarrollo de la personalidad: algunos estudios muestran que los niños con menor apego tienen menos éxito académico y más problemas con sus coetáneos.


  • Autoestima: el aceptamiento positivo incondicional del cuidador desvincula al individuo de una búsqueda obsesiva de aprobación social y consiente la realización de la persona. Los niños con un apego precoz seguro a su madre se convierten en personas más independientes y con una mayor autoestima.


  • Desarrollo cognitivo: ya que el apego da una base segura para la exploración en la infancia, tiene también una influencia sobre el desarrollo cognitivo. No es que el tipo de apego influya directamente, por ejemplo, sobre la aptitud para la lectura, pero impacta en la actitud, la confianza y sobre la atención y ejecución de la tarea. También hay quien sostiene que los niños que desarrollan un apego seguro son precisamente los más inteligentes (aunque esto va en contra del hecho de que la relación también depende del cuidador).

ANGUSTIA DE SEPARACIÓN.

El establecimiento de relaciones de apego ofrece al niño una sensación de seguridad y, al mismo tiempo, hace surgir en él sentimientos de nerviosismo en los momentos de separación de la figura del cuidador. La respuesta frente a una separación prolongada sigue tres fases típicas de 1) protesta por la ausencia del cuidador, 2) desesperación y 3) desapego.

Siguiente Entradas recientes